Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Ser agradables...

Publicado en por ana-lili

Dijo el poeta y filósofo indio Rabindranath Tagore"La alabanza me avergüenza ,porque la mendigo en secreto"

En el fondo,en nuestro interior,todos anhelamos un poco de "alabanza" o elogio por nuestros esfuerzos o méritos.En mayor o menor grado es el sentir de la mayoría,casi nadie quiere ser desagradable a los demás a la vez que deseamos cierto grado de reconocimiento.Es natural desear cierto tipo de halago,y el ego necesita de ello para crecer.Los elogios,el encomio,las felicitaciones,el reconocimiento no solo nos hace sentir bien,sino que además nos dan un sentido de logro,eso nos indica que en su medida adecuada y de manera sincera debemos darlos y recibirlos.

Es común escuchar  a algunos que dicen: "no me importa qué piensen los demás" ,y, "soy como soy,si les gusta bien,y sino,también".Sin embargo sinceramente sabemos que no es cierto,somos seres sociales por naturaleza,y en el fondo,todos queremos caer agradables.

Las relaciones sociales se enriquecen fomentando el buen trato,siendo respetuosos y considerados.El filósofo Lucio Anneo Séneca dijo alguna vez  "es agradable ser importante,pero es más importante ser agradable." Pero,¿qué es ser agradable?

Etimológicamente el verbo agradar es una formación romance con a- (del latín ad- que aquí expresa abordaje de la acción) sobre la palabra grado,y grado viene del latín gratus (agradable,grato). Gratus se relaciona con la palabra latina gratia (gracia,encanto,favor). Agradar entonces sería complacer,gustar,ser grato,tener encanto,conseguir el favor de otros,o la aceptación con sumo grado.

Algunos buscan exageradamente agradar a los demás,desean siempre estar aprobados por otros,gustar a toda costa,temen que lo rechacen o abandonen ,por eso tornan su vida en un esfuerzo incansable e inalcanzable para llegar a ser imprescindibles,y en ese afán tratan de no molestar complaciendo a los demás en todo.

Eso los lleva a ser lo que no son,se vuelven molestos,indeseables,personas a las cuales no se las quiere cerca.Ese querer brindar ayuda las termina desbordando;lo que se fuerza,fastidia y culmina en estorbo.

Una cosa que debemos comprender es que aunque uno lo hiciera "todo" bien no llegaría a complacer a todo el mundo,pero no se sienta culpable por ello,en este caso no lo es,porque simplemente todos somos diferentes.

Además hay quienes se creen importantes para "todos" ,pero hay que reconocer la realidad,nadie piensa en ti ni en mi todo el tiempo,sino mas bien cada individuo piensa y dedica sus mejores y la mayoría de sus pensamientos a sus propios asuntos.

Entonces , ¿cómo hacer para agradar ?Un primer paso sería presentarse en lo posible,y en el momento adecuado,con una sonrisa.Pero recuerde que en esto no podemos ser falsos,debe ser sincera,nacida del corazón,y para ello tenemos que llenar el corazón de buenos motivoss, de tal manera que la sonrisa sea natural,no forjada,ya que "un hecho vale más que mil palabras".Además debemos ser útiles,es decir,crear interés en el otro,ver qué necesita de nosotros y obrar en consecuencia.

En estos aspectos uno no se deja "resbalar" como si fuera cuesta abajo,no es un improvisado  dejando que surja la agradabilidad por arte de magia,con la ley del mínimo esfuerzo,y  luego esperar que el resultado sea positivo,que seamos aprobados de manera inmediata.Eso no sucede siempre,y si sucediera,no sería permanente.Todo buen accionar requiere esfuerzo y cambio de parte nuestra,y lleva tiempo adquirir nuevos hábitos.Actualmente hay muchos libros y sugerencias de autoayuda que intentan decirnos el cómo ,pero hay que reconocer que podemos agradar a otros solo si primero estamos conforme con lo que somos,si tenemos humildad para reconocer nuestras falencias y si hacemos una lectura correcta de lo que generamos al ver la reacción de nuestro entorno más cercano.Recuerde,solo se es agradable si se es auténtico.La clave está en nosotros.Sin duda siempre hay algo que rectificar o ratificar en nuestra vida,y en ocasiones,si no lo hacemos por nosotros mismos,debemos hacerlo por los demás,pero el cambio se genera desde adentro hacia  afuera.

.Pero para lograr ser agradables y mostrar nuestra valía a la vez que mantenemos "los pies sobre la tierra" debemos accionar de acuerdo a nuestros buenos motivos,si generamos buenas intenciones los que nos rodean lo percibirán .No es necesario ponerles "nombre" a nuestras acciones.Nuestras acciones no son anónimas,pero quienes las damos a luz debemos dejarlas en el anonimato,quienes las reciben o son partícipes de ellas son los que se encargarán de calificarlas y clasificarlas y darles el reconocimiento debido,las "adoptarán" y les darán el nombre que se merecen.

El afuera no es lo que determinará lo que somos,pero nos puede condicionar, por eso no hay que dejarse seducir por el entorno,porque puede ser como el canto de las sirenas,que nos cautive ,nos seduzca y nos arrastre fuera de la realidad,nos lleve lejos de los límites de la agradabilidad y rayemos en lo desagradable.

Sí,podemos llegar a ser agradables,serlo de manera genuina,dependerá de nuestro esfuerzo e interés.De observar a aquellos que nos agradan y meditar el por qué.

Recuerde algo que dijo Voltaire : "No siempre podemos agradar,pero siempre podemos tratar de ser agradables".

Ser agradables...

Comentar este post