Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Laberinto (ensayo)

Publicado en por Lilí

A la humanidad en general siempre le han cautivado los laberintos.Hablamos de "laberinto" evocando un espacio que debido a su confusa y enredada geografía es difícil encontrar su salida.Esa construcción artificiosa ,con variable números de pasillos y encrucijadas ,intrincado e intrigante confunde a quien lo transita, y al internarse en sus ramificaciones en busca de una salida ,termina entre caminos que se cortan, senderos que se entrecruzan, líneas que al recorrerlas se pierden y se encuentran luego con otra dirección.

Son nacidos más del mito que de la historia, ya que si nos remontamos a sus orígenes  encontramos relatos con personajes y hechos  que casi en su totalidad son simbólicos, y algunos que parecen reales,pero que la historia no los toma como tal. Hay muchos registros sobre laberintos antiguos,pero para mencionar alguno nos remitiremos al laberinto de Creta.

Los antiguos cretenses tenían un símbolo asociado a su máxima deidad : un hacha de doble filo que a veces era representada con un doble par de cuernos , un par hacia arriba y otro par hacia abajo, símbolo del toro sagrado. El hacha recibía el nombre de Labris , y según la tradición fue el arma utilizada por el dios Ares-Dionisos (griego) para abrir el primer laberinto. Dicen que Ares-Dionisos desciende a la Tierra cuando en esta no había nada creado y estaba en total oscuridad , en tinieblas. Se le otorga entonces el Labris, con la cual debe forjar el mundo . Se dice que este dios comienza a andar en círculos.

Es notable que actualmente estudios científicos han demostrado que nosotros los seres humanos tendemos a hacer lo mismo cuando estamos un rato en un lugar de plena oscuridad,desconocido. Lo mismo sucede con alguien que se pierde entre las montañas,en un desierto,en un bosque, en un lugar con neblina espesa u otro lugar deconocido.Si no se tiene alguna referencia que permita asegurar la dirección se termina dando vueltas en círculo.

Por lo dicho anteriormente no es raro que relacionemos aspectos de nuestro existir con laberintos.

Desde el comienzo de la humanidad el hombre se plantea diferentes interrogantes referente a su existencia : ¿Por qué nacemos? , ¿qué sentido tiene la vida? ,¿qué sucede cuando uno muere?, ¿qué propósito le daré a mi vida? ,¿qué sucederá con mis descendientes?,y un sinfín de preguntas más.

Para ser objetiva,no daré mi punto de vista personal,ni las respuestas para mi más convincentes. Tampoco voy a filosofar sobre el asunto . Sí comentaré sobre lo más general y común a todos.Se puede asegurar que con los años  la mayoría de nosotros no solo gana madurez y experiencia,sino también sigue ganando incertidumbre, y en muchos campos continuamos  insatisfechos con las respuestas, por eso,un laberinto bien puede corresponder a las inquietudes e interrogantes del ser humano.

Nuestra vida es una maraña de vivencias y no vivencias que hacen un todo inimitable,singular y retorcido difícil de calificar.

De la misma manera nuestra mente es un intrincado mundo único e impredecible que generalmente ni nosotros mismos podemos descifrar,como si de un laberinto se tratara ,no sabemos el camino que tomará, esos "pasadizos mentales" unen, desunen,conectan y desconectan evocan u olvidan imagenes , situaciones, hechos, recuerdos ,imaginación, etc.,que a veces no podemos descodificar.

Hay situaciones inclusive de mucha tensión, o de sufrimiento, angustia, desánimo, en que nuestra mente "camina en círculo".Vamos y venimos sobre los mismos pensamientos, en ocasiones encontramos la salida, y en otras nos enredamos más.En dichos momentos,la tendencia es aislarse con lo que nos aqueja, soportarlo en silencio ,mantenerlo en privado. Muy pocos son los que abren su mente y corazón y hacen catarsis ante su semejante. ¡Qué bueno sería que sociabilizáramos el dolor , que lo echáramos a andar en comunidad, que lo pudiéramos hacer "carne" en otros y así caminar juntos por la vida, alternando los continuos círculos de oscuridad y caos con renacimiento y luz! Pero somos nosotros mismos  quienes no permitimos que entren a "nuestro" mundo y caminamos casi todo el trayecto de la vida solos, agobiados, atosigados en nuestro propio laberinto. Y digo "casi", porque no somos totalmente impermeables o insensibles al afuera, éste también tiene su incidencia y contribuye en nuestro andar.

¿A qué paso vas por tu laberinto?

La experiencia dicta que hay que ir paso a paso sin escalas, con calma,tomándose tiempo entre paso y paso porque cada uno de ellos cuenta, es vida, y si no le dedicamos "su" momento se pierde para siempre.

Hay cosas que extraviaremos en el camino, y a veces, nos empecinamos en buscarlas.En estos casos, es conveniente dajar de hacerlo.S i las perdimos, estamos gastando tiempo inútilmente,porque están perdidas,ya no son ni serán.Si no es así, y la vamos a volver a encontrar en otro trayecto de nuestra vida,para qué perder tiempo en buscarlas,ya llegará nuevamente su momento ,el tiempo será quien las halle antes de que las oculte nuestra frustración.

En la vida,como en los laberintos, todos tendremos momentos de temores, desconciertos, frustraciones en grande o pequeña medida, pero solo serán pasajes, pasillos que se irán fundiendo y dejando atrás por nuevas sendas.El diagrama insondable cobrará perspectiva a traves del tiempo y con el tiempo . En ese proceso continuo de aciertos y desaciertos un poco de azar hará su entrada, dejará alguna huella en la cual pisar.

Cada uno irá cargando su propio bagaje, y tendrá en posesión su propia Labris, abriendo y creando su propio camino, haciendo realidad aquello que tenemos en mente, concretando sueños y generando otros. Algunos serán los sucesos posibles,otros los probables,y alguno quedarán nulos, pero los que sí concretemos serán los que formen nuestro ser, los que nos darán identidad.

La ruta a seguir no es conocida, no la sabemos con exactitud ni  anticipación, pero sí hay varias formas de orientarnos, que vamos asimilando en el proceso de vagar por él, conociendo y comprendiendo.Planteándonos estrategias  que nos llevarán a la acción, nunca nos resignaremos a que nuestro laberinto quede sin descifrarse, sin salida, nos "echaron"allí, pero tenemos libre albedrío para andarlo.

Antes de que llegue el "vacío"  de nuestra vida, que se trunque todos los caminos ,tenemos que plantear el desarrollo de la misma, y digo desarrollo y no progreso          aunque éste esté implicado  en el proceso, porque estamos hablando de vida. La palabra es adecuada,porque en español la palabra "desarrollo" no tiene antónimo, además,siempre tiene connotaciones positivas y progresivas, avanza de un fenómeno, de un inverosímil , a un proceso, a un hecho,a un suceso. No siempre significará avance o cambio favorable, como el progreso, pero a diferencia de éste, quien desarrolla,aunque tenga regresiones, puede volver, puede retomar el camino o nuevos caminos. No es una vez para siempre, podemos contar con planificación, sustentación y control, y no solo habrá un punto de partida,sino también de llegada en el cual saldrá a la luz nuestro potencial.Nacerán continuos objetivos, posibilidades, con nuevos y diferentes puntos de llegada que irán justificando nuestro desplazamiento, nuestro desarrollo.Aunque el afuera influya, no todo me lo facilitará ni todo me lo complicará, seré yo misma quien  decida finalmente el camino a seguir, la que allanaré  o no el mismo. Aquello que como una roca me bloquee de algun modo ,se interponga de alguna forma,puede ser un simple escollo,puede ocultar un pasadizo ,y solo con un poco de esfuerzo podré  removerla.Así son las cosas, aparentan muchas veces ser insondables, intrincadas,sin solución ,pero luego de vivirlas, de experimentarlas, de sentirlas, se dejan ver tal cual son, en total desnudez, simples, sencillas,sin  disfraz, y se convierten en logros. 

Hay punto que alcanzaré, otros que cruzaré, otros que nunca tocaré .ni que advertiré, y otros que quizás transite una y otra vez.Seguiré en ocasiones señales equivocadas, o las que crea más fáciles, las que la vida me depare, las que siga impulsivamente, las que quiera transitar o las que deba transitar. Experimentaré las equivocaciones, el temor de sentirme perdida, el temor de perderme,  y todo será normal,después de todo se trata de un laberinto, y lo normal,lo convencional es perderse, extraviarse en ocasiones hasta alcanzar pleno desarrollo.

Y al final,cuando divise la salida,y quizás haga el balance,obtenga por fin las respuestas a todas las preguntas,incluida a la del último segundo : ¿ Y ahora qué?

Comentar este post

Cristina 07/28/2015 16:22

Muy bueno Lilí,ya veo porqué has estado ausente de las redes sociales,mentes trabajando...un beso.

Alborada 10/02/2013 21:44


Amiga querida,


He vuelto!!! extrañaba leerte y estar en contacto contigo y tus letras... te dejo un besote inmenso y un fuerte abrazo!!!

Barlo 09/16/2013 14:55


 


Al final siempre somos pasto de los mismos dioses...


 


Saludos

ana-lili 09/16/2013 19:16



 "el mismo suceso resultante"



Barlo 09/16/2013 11:54


Al final... el Minotauro te devora!!


 


Saludos

ana-lili 09/16/2013 14:16



¿Tanto así?  Siempre es grata tu visita a mis divagues ,"Barlo" (un abrazo)